Salamanca y Plasencia

923 27 11 78 / 608 16 62 32 / 927 41 04 72

ÚNICO CENTRO DE REPRODUCCIÓN ASISTIDA EN SALAMANCA. TODOS LOS TRATAMIENTOS SIN DESPLAZAMIENTOS

 

VIRUS DEL PAPILOMA HUMANO (VPH) EN EL VARÓN

VPH EN VARONES.jpg

SI ERES RESPONSABLE, IMPLÍCATE. EL SEXO SEGURO ES CUESTIÓN DE DOS: CUÍDATE Y CUÍDALA.

 CLÍNICA MENCÍA informa,

 El virus del papiloma humano (VPH) es la principal infección de transmisión sexual en España y se estima que un 80 por ciento de las personas sexualmente activas se contagiarán en algún momento de su vida. La mayoría de las infecciones por VPH son benignas, sin embargo existen serotipos del virus que están relacionados con el cáncer.

En el caso del varón, algunos tipos del VPH pueden provocar cáncer, como son el cáncer orofaríngeo, el cáncer de pene o el cáncer de recto. Se han descrito en la literatura cerca de treinta serotipos del VPH asociados al cáncer anal y de pene.

El VPH es, actualmente, el segundo carcinógeno después del tabaco, lo que pone de relieve la importancia de la vacunación para prevenir la infección, especialmente debido a la efectividad de la vacuna. De hecho, vacunarse sería más necesario en el caso de los varones ya que, en este grupo, según los expertos, la exposición natural al VPH genera inmunidad solo en el 30 por ciento de los casos, frente al 70 por ciento de inmunidad entre las mujeres. Aunque la mayoría de los hombres infectados con el virus del papiloma no presenta síntomas, el VPH también puede causar verrugas genitales en los hombres, al igual que en las mujeres. Las verrugas pueden ser únicas o múltiples y tener diversas formas. Pueden aparecer en el pene, en la piel que cubre los testículos (escroto), en la región inguinal, en los glúteos, o en los muslos. Las lesiones pueden presentarse en un tiempo que va desde semanas a meses después del contacto sexual con la persona infectada.

 Aunque es recomendable el uso del preservativo para evitar la transmisión del VPH, el virus se localiza en toda el área genital, como escroto, en el caso del varón y en los labios mayores, en el caso de la mujer. De modo que el uso del preservativo no elimina totalmente la posibilidad de infección.

La mujer está concienciada respecto a la importancia de hacerse una revisión ginecológica anual para el diagnóstico de alteraciones o enfermedades, o como medida de prevención frente a las mismas.

Mediante la prueba de la citología ginecológica podrían detectarse lesiones que pueden estar provocadas por el VPH. La mayor parte de los cánceres de cuello de útero (alrededor del 70%) están asociados al VPH. Evitar esta enfermedad es cosa de dos, al ser un problema de la pareja en su conjunto, ambos sexos son responsables del control, tratamiento y prevención del VPH.

 

CLÍNICA MENCÍA, POR TÍ Y PARA TÍ

 

 

 

 

Clínica en Salamanca

  C/ Doctor Navarro número 5
Salamanca, 37006, (Salamanca)

  923 27 11 78 / 608 16 62 32

Clínica en Plasencia

  C/ San Ildefonso, número 4
Plasencia, 10600, (Cáceres)

  927 41 04 72 / 608 16 62 32

Noticias

Localización Salamanca

Localización Plasencia